Impacto

Verde, vamos.

 

Algo enorme aparece blanco y negro en el borde izquierdo del campo visual, y me sorprende un reflejo ancestral de retirar los dos brazos del manubrio. Tres o cuatro segundos duró lo demás. Ahora que estoy sentado y exhalé entiendo, o recuerdo. La conciencia anduvo mucho más rápido. Pero alcancé a pensar y a hacer cosas.

 

Lo primero fue ese ruido horrible, que resuena hasta la nuca, grave y con unos pocos armónicos agudos, que termina de bajar por el pecho para no desaparecer del todo. Como un buen golpe en la cabeza.

 

Luego darse cuenta de que se está suspendido en el aire. El cuerpo sigue una sola dirección por la inercia. La información visual es mínima, no vale la pena fijarse como gira el horizonte, así que supe que estaba yendo en la primera dirección que pensé. Mierda, mis lentes, se cayeron por acá (los vi). Están un poco sucios, nada más.

 

Caí de guata, apoyando primero los talones de las manos. Por eso me duelen. Me vino un miedo terrible al darme cuenta que los autos estaban partiendo, cuando se me representó la imagen de mi bici aplastada por el auto negro que estaba atrás mío. La agarré como pude, con los pies, con las manos, y me la traje. Y aquí estoy, sentado a un lado. Obvio que nadie me iba a arrollar, los autos están recién partiendo.

 

–¿Estai bien? Te tiraste con roja y no te vi, no alcancé a frenar.– Su furgoneta está detenida más allá, su señora me grita algo, así que le levanto el pulgar.

–Disculpa, me distraje.

–No pasa ná, lo importante es que estai bien. Más ojo para la próxima. Yo estoy apurado ahora, así que chau.

–Chao.

 

Parece que solo me enchuecó el manubrio, que suerte. Esto se corrige fácil, me pongo la rueda entre las piernas, y… Listo. Vamos, todavía falta para la siguiente verde. No me duele tanto. Vamos.

 

O si, me duele mucho la mano derecha. Me siento cansado. En verdad, no quiero andar más. Quiero parar, caminar un rato. Me siento angustiado. Soy un imbécil, yo tenía la razón y le pedí disculpas. Ni siquiera me fijé en la patente. No quiero caminar más. Quiero parar, llorar un rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s